Herramientas para pinturas

¿Qué herramientas debes usar para preparar las paredes antes de pintarlas?

Todos los procesos de reforma o redecoración de nuestra casa nos suelen llevar varias horas de trabajo, mucho esfuerzo y a algunas personas más de un quebradero de cabeza. Hasta lo que a priori parece más simple, como es pintar una pared, puede convertirse en una odisea si no se prepara de forma adecuada.

No queremos que esto te ocurra, así que vamos a ponerte la vida un poquito más fácil, y por eso en este post vamos a hablar sobre las herramientas esenciales que necesitarás para poner a punto las paredes de tu casa o local antes de empezar a pintarlas, y las cuales podrás encontrar en una tienda de pinturas de confianza. ¡Atento!

Usa protectores o plásticos para el suelo

Antes de hablar de las paredes como tal, debemos asegurarnos de que los elementos de la habitación que vayamos a pintar estén protegidos y sin riesgo de que se puedan ensuciar por la pintura. Para ello te recomendamos que uses lonas de plástico, protectores y cintas adhesivas para cubrir espacios como el suelo, los rodapiés o los marcos de puertas y ventanas.

Ahora sí, ya podemos ponernos manos a la obra con la preparación de las paredes con la ayuda de las siguientes herramientas.

Los rascadores serán tus aliados para conseguir una pared lisa

Es posible que nos encontremos con una pared en la que la pintura vieja está ya muy desgastada y con bastantes imperfecciones. En ese caso deberemos emplear utensilios específicos para lijar la pared, como son las espátulas, los rascadores o los cutters.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta en este sentido es el estado de la pared una vez se haya retirado toda la pintura vieja. Si observamos que hay grietas o agujeros, habrá que taparlos con yeso y volver a lijar la pared de nuevo hasta conseguir una superficie unificada. De esta forma la dejaremos lisa para que la nueva pintura quede perfecta.

Resultados perfectos gracias a la imprimación

Si queremos que esa nueva pintura que vayamos a emplear dure más tiempo y en el mejor estado, podremos usar también otro tipo de herramientas para pinturas que no mucha gente suele aplicar. Nos referimos a las pinturas de imprimación.

Este tipo de pintura dará soporte y fijación a la pintura definitiva, y se puede aplicar en cualquier superficie, por lo que deberemos elegir el tipo de imprimación adecuada para cada caso en particular. Para ello, contaremos con la ayuda de brochas, pinceles o rodillos, según el área que vayamos a tratar.

Brocha en mano y, ¡a pintar!

Y, por último, lo más importante: comenzar a pintar la pared. Si hemos seguido todos los pasos previos, esto nos resultará mucho más sencillo y nos llevará menos tiempo.

En función de nuestras necesidades, podremos elegir de entre un amplio abanico de tipos de pinturas: decorativa, especial, con efectos, etc. Y, al igual que con la imprimación, necesitaremos herramientas como brochas, rodillos o pinceles para poder aplicarla de forma adecuada, pero también recipientes como bandejas para depositar allí la pintura y que nos resulte más fácil hacer uso de ella y conseguir una pared perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba