Cambiar tubo para chimeneas

¿Qué hacer si tienes problemas con el tubo de tu chimenea?

Con la entrada del mes de septiembre se ha empezado a notar un descenso de las temperaturas, especialmente a primeras horas de la mañana y a partir de las últimas de la tarde. Estas bajadas del termómetro nos avisan de que el otoño se acerca, y de que en poco tiempo estaremos de nuevo sacando la ropa de abrigo de los armarios.

Aunque aún nos queden algunos días para disfrutar de un tiempo más cálido, nunca está de más ir preparándose para la llegada del frío. Ya sabes, como en la fábula de la cigarra y la hormiga, es mejor ser precavidos con estas cosas.

Por eso, te recomendamos que vayas poniendo a punto tus sistemas de calefacción para asegurarte de que estarán listos cuando los necesites. Si tu sistema de calefacción se compone de radiadores, lo tienes más fácil, pues en la mayoría de ocasiones con purgarlos los tendrás listos.

Pero, ¿y si se trata de un sistema de calefacción de leña, gasoil o pellets? En este caso necesitarás asegurarte de que todos los elementos que lo componen están en perfectas condiciones, incluyendo los tubos para la evacuación de los humos.

Sobre todo en los pueblos, es más común encontrarse sistemas de calefacción con estufas o chimeneas que desprenden humos a consecuencia de los combustibles que se emplean para generar calor (leña, pellets, gas…). Debido a esto, es fundamental que estos cuenten con sistemas de evacuación de dichos humos como son los tubos para chimeneas.

Elige a profesionales en fabricación de tubos de chimeneas

Tener estos elementos en un estado óptimo es imprescindible para que nuestra chimenea o estufa funcione perfectamente, y además contribuye al ahorro de combustible. Por eso, lo más recomendable es acudir a profesionales como Mi Almacén Online, fabricantes de tubos de chimeneas, para que te aconsejen sobre las mejores opciones en la instalación de tubos para tu chimenea.

Es importante que desde un principio se realice una instalación adecuada para que de un invierno a otro no surjan problemas. Pero en el caso de que, al inspeccionar tu estufa o tu chimenea para dejarlas preparadas para la llegada del frío, encuentres desperfectos en el tubo de evacuación de humos, deberás ponerte en contacto con expertos que realicen un cambio de tubo.

Una vez se haga una inspección del sistema de calefacción y de su estructura, ellos te aconsejarán sobre qué tipo de tubo es el mejor para ti según el diámetro y la ubicación del mismo. Además, según tu tipo de estufa o chimenea, existirán diversas opciones en cuanto al material de fabricación de los tubos de evacuación de humos (de acero inoxidable, de acero vitrificado o galvanizados).

Si no quieres que la llegada del frío te pille con tu sistema de calefacción por combustible estropeado o en malas condiciones, déjate aconsejar por profesionales para asegurarte de tener instalado un tubo de evacuación de humos adecuado a tu chimenea o estufa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba